Estados Unidos contra México: ¿habrá finalmente una pelea?

Estados Unidos contra México: ¿habrá finalmente una pelea?

El Presidente Trump ha encontrado el chivo expiatorio de sus sueños:

México reacciona ante el muro y las amenazas de aranceles de Trump.

México tiene que reaccionar ante las amenazas de Trump. ¿Qué factores culturales influyen en su reacción? ¿Qué solución habrá a largo plazo? (Titular del periódico nacional estadounidense USA Today, 26/01/2017.)

Trump va a por Mexico, con su muro, con la amenaza de los aranceles y con un discurso de mano dura que ya está dejando huella en la economía del país vecino. Algunos temen por el efecto dominó que podría tener para la economía de México —hasta un posible colapso— ¿El muro de Trump sería capaz de contenerlo?

¿Cuál será la respuesta de México? ¿Se arrodillarán delante de Trump para pedir piedad? ¿Es posible que se rindan ante su poderoso vecino? ¿O están preparados para luchar?

El muro de Trump provoca a los Mexicanos.

Un titular del New York Times en español pregunta ¿Qué podría hacer México en estas circunstancias? Tienen que reaccionar y su reacción depende no solo de las circunstancias y su posición, sino de sus valores culturales.

Es fascinante comparar las culturas de México y de los Estados Unidos en un momento como éste:

Masculinidad

En principio México tiene que mostrar sus uñas ante las amenazas de Trump. Tanto México como los Estados Unidos tienen culturas que se clasifican como “masculinas” (por la antropología y la psicología intercultural), donde los conflictos se solucionan mediante la lucha y la pelea hasta conseguir un claro ganador. Esto explica la actitud de México ante las declaraciones de su poderoso vecino: no piensa rendirse a pesar de sufrir una clara desventaja. Está buscando y rebuscando armas psicológicas, económicas y políticas. No dudará en devolver las amenazas.

Individualismo

La cultura de los Estados Unidos es individualista hasta un extremo. Y las ideas proteccionistas de Trump son atractivas para personas que creen que el individuo no necesita a nadie para realizar sus sueños. Reaviva el mítico pionero que construyó América con sus propios manos, con poca intervención del gobierno y sin preocuparse por las complicadas relaciones internacionales. Según los seguidores de Trump, es hora de volver a nuestras raíces, porque sólo así vamos a “Make America great again” (devolver a América su grandeza).

Hay que mirar las posturas anti-globales de Trump a través de los valores individualistas para comprender su popularidad. Desde la América más profunda hay personas que estarían encantadas con un muro no solo en la frontera entre EEUU y México sino también entre Los Estados Unidos  y el resto del mundo entero.

Colectivismo

La cultura de México es altamente colectivista donde se cuida el bienestar personal a través del grupo – y no a parte de o por encima del grupo, como ocurre tantas veces en los Estados Unidos. Merece la pena reflexionar sobre los fuertes lazos entre millones de familias mexicanos que se encuentran en los dos lados de la frontera. ¿Cuál será su reacción a las provocaciones de Trump? ¿Qué medidas podrían tomar? ¿Serán capaces de unirse contra Trump? ¿O, de alguna manera, se quedarán divididos por él? ¿Durante cuánto tiempo aceptarán las vejaciones de este presidente americano no solo hacía ellos sino hacía los suyos – sus familiares, amigos, compatriotas?

México tiene el problema de ser el primer chivo expiatorio de Trump.

Trump tiene el problema de abrir su primera caja de Pandora repleta de valores culturales que ya están saliendo para crear los choques culturales que nos esperan durante los próximos cuatro años…

 

Comparte en redes sociales:

Dinos tu opinión